Los vuelos bajo costo, también conocidos como low cost, ya son una realidad en Argentina. Cada vez llegan más aerolíneas con estas características al país.
Sus precios son híper tentadores pero, como dice el refrán, a veces lo barato sale caro. Por eso es importante conocer todos los costos ocultos que pueden provocar que un pasaje low cost termine costando casi como la tarifa más cara de una aerolínea tradicional. En mi post sobre el nuevo tarifario de Latam Airlines para cabotaje, podés ver un cuadro comparativo.

Características de los vuelos bajo costo

  • Sólo se permite equipaje de mano
Esta es una de las caraterísticas distintivas de las aerolíneas low cost. Se permiten las valijas chicas, llamadas "de cabina", de no más de 55 cm. de alto. Además, un bolso de mano, por supuesto no muy grande.
De todas formas, algunas low cost europeas están yendo un paso más allá y ya ni siquiera permiten la valija de cabina.
Las empresas argentinas, tanto low cost como las tradicionales en sus tarifas promo, están cobrando un promedio de $400 por cada valija grande despachada. Tenelo en cuenta al calcular el precio final del pasaje.
  • Utilizan aeropuertos alejados
En Buenos Aires, el aeropuerto "low cost" es El Palomar, en la zona oeste del conurbano. La forma de llegar en transporte público es básicamente el tren San Martín desde Retiro, aunque por ahora no realiza el recorrido completo. Hay micros de Tienda León desde Puerto Madero a cerca de $200. En colectivo se hace más complicado por el tiempo de viaje.
En resumen, tené en cuenta tiempos y costos. Desde Capital, un remís te va a salir muy caro.
  • No hay servicio de catering a bordo
Este es otro detalle que se va extendiendo también a las líneas tradicionales. Podés llevarte tu vianda o comprar a bordo. En general, los precios son bastante razonables.
  • La anticipación en la compra es fundamental.
Los mejores precios se suelen encontrar comprando con 30 días de anticipación.
  • Todo el proceso de compra y check in se hace exclusivamente vía web
Si necesitás comunicarte con la empresa por cualquier motivo, también se hace por internet.
  • La ubicación del asiento se paga aparte
Si querés ventanilla, si querés un asiento más cerca de la salida o una ubicación en puerta de emergencia para estirar las piernas, es un costo que se suma al pasaje.
  • Debés llevar ya impresa o en tu celular la tarjeta de embarque
No te olvides de este detalle ya que se suele cobrar caro aunque parezca una pavada.
Así que ahora, a sacar cuentas sobre cuál es la forma en que más te conviene viajar.