Este jueves fui invitada a conocer el Royal Princess, el crucero mas grande que haya anclado en el Puerto de Buenos Aires.
El Royal Princess, de la empresa Princess Cruises, comenzó a navegar en 2013. Tiene 330 metros de eslora (largo) y 40 metros de alto repartidos en sus 17 pisos.
La capacidad es para 3500 pasajeros, atendidos por más de 1300 tripulantes. Esto da una altísima relación pasajero-tripulantes, lo cual a priori garantiza una excelente atención.
royal princess
Ni bien llegamos a la Terminal de Cruceros que está en retiro, nos identificamos con nuestros dni  y pasamos por seguridad. Luego nos subimos a un colectivo que nos llevó hasta el buque. Allí debimos dejar nuestros documentos y a cambio nos dieron una identificación. Al ingresar, personal del Royal Princess nos tomó una foto y escaneó la identificación.
Todo este sistema ya lo había visto en mi visita al Costa Fascinosa el año pasado.

Recorrida por el Royal Princess

Seguimos hasta uno de los ascensores y allí subimos al piso 17 donde nos esperaba un cóctel de recepción.
En este nivel se encuentra un bar y una pileta. Hay una terraza unos escalones más arriba que da sobre la pileta principal, sobre la cual está la gigantesca pantalla de cine al aire libre. Allí hay varias opciones como pizzería, bar, cafetería, heladería para pasar el rato bien alimentado 🙂

Otro de los lugares que más me impactó es The Sanctuary, un sector de relax para adultos con compartimientos que hasta incluyen leds de varias pulgadas.

Luego conocimos el sector para chicos. Está dividido por edades y todo está pensado para que también sea una experiencia de aprendizaje.
El detalle que distingue al Royal Princess de otros cruceros es la Pasarela de Cristal, un puente ubicado en el último piso que tiene un piso vidriado. Así, podés tener la sensación de estar caminando sobre el agua a muchos metros de altura.
En el final de la recorrida volvimos hacia la zona central del barco. Es el maravilloso Atrium, alrededor del cual también hay espectaculares tiendas duty free, ya sea de ropa, marroquinería, perfumería o recuerdos. Es el punto de encuentro y el corazón del Royal Princess.

Gastronomía en el Royal Princess

Como en todos los cruceros, hay restaurantes con sistema tenedor libre y restaurantes a la carta. Los de tenedor libre están en el sector Horizon Court.
Nosotros cenamos en el restaurante italiano Sabatini´s. El menú tenía opciones de platos con mariscos, carnes y por supuesto, pastas. Como postre, nos sirvieron un increíble tiramisú al chocolate.

Hoy viernes, el Royal Princess partía hacia su itinerario al sur de Argentina y Chile, terminando en Valparaíso para luego continuar hasta Los Angeles.
Por supuesto, hay mucho más que no tuvimos tiempo de conocer, como spa, gimnasios, discotecas, teatro, etc.
Muchas gracias a Discover The World y a Nueva Comunicación por la oportunidad de estar en un hecho tan importante y haber pasado un momento tan agradable.