Pesar pasajeros y viajar de pie. No, no es una broma ni una idea surgida después de varios tragos. Son las últimas estrategias que aerolíneas low cost ( y no tanto) están tramando para abaratar costos y llevar más pasajeros.

Es más, según las noticias de la prensa especializada, están bastante adelantadas ambas posibilidades. Veamos de qué se trata cada una.

Pesar pasajeros

En Gran Bretaña, varias aerolíneas están pensando en pesar a los viajeros con el fin de administrar mejor el gasto en combustible.

Sucede que las aerolíneas ( y acá entran todas, low cost y no) parten de un cálculo de peso genérico de 88 kilos para los hombres, 70 para las mujeres y 35 para los chicos. Muchas veces el peso es menor, sobre todo en los chicos, lo cual les hace gastar de más.

Si a futuro piensan cobrarle extra a las personas que pesen más de un determinado número, por ahora es ciencia ficción pero nunca se sabe.

La idea es hacer el pesaje en los counters.

Como siempre cuando las empresas tienen que disfrazar sus tacañerías de buenas acciones, ¿qué hacen? Lo llaman “cuidado del medio ambiente” . Dicen que así reducirían las emisiones de dióxido de carbono. Y bueno…

Viajar de pie

Esta idea surgió hace muchos años pero era impracticable por las modificaciones que había que hacerles a los aviones.

Los “asientos” en cuestión serían algo así como un asiento de bicicleta, apenas más ancho y con un respaldo con el cinturón de seguridad. Obviamente ocupan mucho menos, lo cual permitiría llevar más gente.

Para que se den una idea más clara, se parecerían a los “apoyos isquiáticos” que hoy vemos en los subtes de la línea A y en los trenes nuevos.

asientos para viajar de pie en el avión

Foto tomada de la web

Además, ya no serían necesarios grandes trabajos ya que la instalación de este nuevo modelo es fácil y rápida.

Por ahora, el único impedimento sería la distancia entre asientos que imponen las normas aeronáuticas pero si de dinero se trata, ya le van a encontrar la vuelta.

O sea, dentro de poco veremos una clase “ultra economy”. No va a faltar quien en un vuelo de 50 minutos o una hora lo elija.

Por el momento, en Argentina sólo vimos la estrategia (muy bienvenida) de JetSmart de tener asientos levemente reclinados para optimizar espacio.

Así que esto es lo que se viene: pesar pasajeros y viajar de pie. El glamour de la aviación? Bien, gracias.