Desde hoy, se podrán ingresar celulares sin declararlos, así como notebooks y tablets. De todos modos, esto no significa que a partir de ahora podremos traer lo que se nos ocurra.
La resolución 4315 de la AFIP, establece que estos artículos no pagarán el impuesto del 50% al excedente de 300 dólares, cuando sean para uso personal, es decir, no más de una unidad. Asimismo, en el caso de notebooks y tablets, no es que podemos traer una de cada una, sino que se deberá optar entre uno u otro dispositivo.
A partir de ahora, pasan a ser considerados como objetos de uso personal. Así como en el caso de la ropa, mientras no se sospeche de una finalidad comercial, pueden ser ingresados sin pagar arancel.
Quedan excluidas de esta normativa las computadoras de escritorio, las cuales sí deben seguir abonando el impuesto.
Estaba la duda de qué pasaba si uno traía un celular sin uso, en su envoltorio original, si era considerado como de uso personal. Pero sí, se puede traer en esas condiciones, ya que la disposición aclara que puede ser también para obsequio a otra persona.
Esta nueva norma también le facilita las cosas a aquellas personas que debían declarar estos artículos al salir del país con el riesgo de que a la vuelta les hicieran pagar impuestos como si fuesen nuevos.
Recuerden que siguen vigentes los topes de franquicias, en 300 dólares vía aérea y 150 dólares por vía fluvial o terrestre, además de las facilidades familiares. Esto lo pueden consultar en mi post sobre cuánto podemos traer del exterior.
Entre las novedades, Afip anunció también que en breve estará disponible una app para celular que permitirá hacer la declaración jurada desde allí. Así que se terminaron los papelitos en el avión o andar buscando a las apuradas por los pasillos de la aduana. Y también los mangazos de biromes jajaja.
País bipolar este, que pasó de amenazar con bloquearnos por ingresar celulares sin declararlos, a dejarnos traerlo. Igualmente, lo que sí sigue vigente es el bloqueo de celulares denunciados como robados o entrados de contrabando. Por eso, siempre comprar en lugares seguros.
Nos leemos!