consejos apra unas verdaderas vacaciones
Consejos de viaje

Cinco consejos para unas verdaderas vacaciones

¿Qué son para ustedes las vacaciones? ¿Cuál es la idea que todos tenemos de ellas?

Seguramente la imagen mental es una persona disfrutando de una playa, o de un día soleado en un paisaje de ensueño, por ejemplo. Pero también todos sabemos que a veces las vacaciones significan lugares atestados de gente, mal clima, desarreglos en nuestros hábitos de comida y de sueño, etc., etc.

Y están los que por no poder viajar, dicen que no tienen vacaciones pese a que no irán al trabajo durante varios días. Nadie piensa que las vacaciones se pueden vivir en la propia casa.

Si les preguntara cuál es la palabra que define las vacaciones, lo más probable es que me digan “desconexión”, “desenchufarse”. Pero, ¿todos lo logran?

Para que esos días sean de descanso y desconexión, te traigo los consejos del director médico de DIM Cardiovascular, el Dr. Miguel Sangiovanni.

Cinco consejos para unas verdaderas vacaciones

La palabra “vacaciones” viene del latín “vacans” participio del verbo “vacare” que significa “estar libre, desocupado, vacante”. Si tomamos la acepción estar libre los siguientes consejos pueden ser útiles para que nuestras vacaciones sean saludables.

–          Estar libre de preocupaciones. De nada sirve tener días de descanso si seguimos mentalmente “enganchados” con las preocupaciones laborales. Una persiana mental debe marcar el límite de un período de descanso a uno de obligaciones.

–          Estar libre es planificar actividades saludables que quizás las tareas diarias no lo permiten. Por ejemplo mejorar hábitos de alimentación; hacer ejercicios como sesiones de caminatas simples pero cotidianas no haciéndonos “el deportista” cuando en el año ni siquiera caminamos a la esquina ya que nos puede perjudicar; intentar dejar de fumar, etc.

–          Estar libre no significa un viaje. Quizás nuestra economía no lo permita. Entonces nos ayudará estar más al aire libre; intentar realizar un hobby que nos atraiga o actividad pendiente pero que “no genere otra nueva obligación”.

–          Estar libre implica dar espacio a diálogos con la familia e hijos que mejore las relaciones diarias.

–          Estar libre quizás sea replantearse con serenidad y tiempo hacia dónde estamos conduciendo nuestra vida y evaluar si hay que corregir el rumbo.

Pero además la palabra vacaciones tiene otro origen: “vacuus” que significa “vacío”. Cuidado con esta acepción ya que muchas veces desaprovechamos este período creyendo que estar de vacaciones significa no hacer nada. Eso nos lleva a estar más sedentarios, muchas veces comer y beber en exceso para “matar el tiempo” haciendo que el regreso a nuestras actividades nos encuentre más cansados que al principio.

Las vacaciones tienen que ser períodos muy provechosos para mejorar nuestra condición física y psíquica no sólo para uno mismo sino para nuestras relaciones cotidianas y sostenerla cuando las obligaciones regresen haciendo que la rutina deje de ser nuestro estilo de vida.

Interesantes consejos que nos hacen replantear qué es el verdadero descanso. También replantearnos la noción de estar libres. Aunque estemos en casa, aprovechar esa libertad para estar más cerca de nuestros afectos, para replantearnos cambios en nuestra vida, quitar de ella lo que nos hace mal.

Creo que a partir de ahora va a cambiar nuestra idea sobre qué son las vacaciones.

Muchas gracias a Iconos Press Company por haberme acercado este material.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *