Casa Cortes de Mar es un muy especial alojamiento en la Costa Atlántica.
casa cortes de mar
Está ubicado en las afueras de San Clemente, más precisamente dentro del barrio cerrado Kilómetro 314. Desde el centro de la ciudad hay unos 15 minutos de viaje. Lo ideal es ir en auto. Podés manejarte en remises, así lo hice yo, pero se debe contactar a la agencia que tiene permiso para entrar al barrio. Tengan en cuenta que todo lo que sea compras lo deben realizar en la ciudad.
casa cortes de mar entrada kilometro 314
Dentro de la construcción hay cinco lofts, separados por un pasillo pero sin sus puertas enfrentadas (salvo el último), lo cual nos garantiza tranquilidad y privacidad. En el exterior podemos contar con colchonetas y sillones además de mesa con bancos por si queremos comer en el parque.
Se pueden utilizar las instalaciones del barrio, como ser piscina, cancha de tenis y juegos infantiles.
La construcción es de una rusticidad muy estudiada. La idea de su propietaria fue lograr un alojamiento sustentable y amigable con el ambiente. Por esa razón, se eligió la madera de kiri, un árbol que produce grandes cantidades de oxígeno, además de ser ignífugo.
En cuanto a las comodidades, cuenta con sommier, led de 32 " con Direct TV, wifi, heladera, aire acondicionado frío-calor, anafe eléctrico, pava eléctrica y cafetera Nespresso! También hay juegos para la playa. El baño es completo, con ducha y amenities básicos.


A doscientos metros de Casa Cortes de Mar, comienza la playa y hasta el mar hay unos 400 metros. Este entorno de dunas y gaviotas, es realmente maravilloso y es el toque que lo diferencia de cualquier otro lugar donde hospedarse en San Clemente. Basta ver las fotos para enamorarse del lugar. Podríamos decir que es un lugar para practicar el "slow travel", llegar a un lugar, relajarse, descansar, tomarnos el tiempo para conocerlo.


Para conocer más de Casa Cortes de Mar pueden visitar su página  https://casacortesdemar.wixsite.com/casacortesdemar
Nos leemos en el próximo post!