El departamento Felipe Varela es uno de los destinos turísticos argentinos con más potencial en la actualidad. No porque se trate de una región cosmopolita o porque sea un sitio de playas. Felipe Varela es la máquina perfecta para regresar en el tiempo.

Con Villa Unión como ciudad cabecera y a tan solo 275 kms de La Rioja Capital y a 303 kms de la ciudad de San Juan, Felipe Varela ofrece la posibilidad de viajar al pasado del planeta y del hombre. Ya sea porque visitemos el Parque Nacional Talampaya, el Cañón del Triásico o el Cañón Arcoiris y viajemos a las edades geológicas de nuestro planeta; o ya sea porque decidamos practicar turismo rural y vivenciar cómo nuestros antepasados elaboraban sus alimentos o confeccionaban sus vestimentas.

Felipe Varela: Turismo Geológico

Parque Nacional Talampaya

Si bien el costo de ingreso y de las excursiones es alto, ya que además, ninguno de los paseos puede hacerse por cuenta propia, vale la pena pasar un día entero en este Parque Nacional creado en 1975 y declarado Patrimonio Mundial en 2000 por su valor geológico, paleontológico, arqueológico y por supuesto, paisajístico.

La ecorregión del Monte de sierras y bolsones, con sus más de 200 especies animales y vegetales, da vida a estas murallas rojizas y quebradas tornadizas que albergan un fragmento, único en el mundo, del período triásico. Guanacos, cóndores, águilas coronadas, zorros, maras, lagartijas, tortugas y algarrobos milenarios, más restos de arte rupestre, coronan este relieve que es el principal atractivo turístico del departamento General Felipe Varela.

Una paseo a pie de tres horas por el Cañón de Talampaya y la Quebrada Don Eduardo, o una aventura vehicular que finaliza con una degustación de delicias regionales al aire libre pueden ser la excusa perfecta para viajar 250 millones de años en el tiempo.

Cañón del Triásico

Es el atractivo turístico más novedoso del departamento y nada tiene que envidiarle al Parque Nacional Talampaya. En 2015, la Cooperativa de servicios turísticos de Villa Unión y la municipalidad, acordaron comercializar este circuito que nos traslada al tiempo de los dinosaurios.

La travesía inicia en 4×4  y durante hora y media se irá parando en diferentes sectores de lo que fue un lecho de río para observar cómo los movimientos sísmicos, el desplazamiento de las placas tectónicas, las fuerzas climáticas y el paso de la fauna mesozoica fueron dejando su testimonio en el relieve.

Antes de emprender la vuelta, se realizará una caminata que permitirá acercarse, como en ningún otro sitio, a diferentes miradores y caprichos geológicos. Para visitar el Cañón del Triásico se debe reservar previamente al siguiente contacto +549-3825-528698

Ciudad perdida

Este atractivo se encuentra también dentro del Parque Nacional Talampaya, pero se ingresa por el parador de la Cooperativa Talampaya (Cel: +549-3825-512367), organización que lo descubrió, lo administra y brinda el servicio obligatorio de guía.

El recorrido inicia en 4×4 a través del lecho de un río seco, una aventura de arena no apta para proclives al mareo. Luego de dos kilómetros, se procede a caminar durante una hora por el cauce de este río que sorprende por los colores y formas de sus paredes, que hace millones de años albergaban a un río permanente.

Luego de los sobresaltos en 4×4, la arena y la caminata, el turista advertirá que el esfuerzo ha valido la pena: aproximarse a la Ciudad Perdida es realmente una experiencia de película. El agua y el viento han ido moldeando una metrópoli abandonada en medio del desierto. El resto debe verlo por usted mismo.

TURISMO RURAL

Villa Unión

No es por su iglesia, no es por su mirador, tampoco por su embalse ni por sus museos, Villa Unión merece ser visitada por la calidez de su gente y por ser la puerta de ingreso al turismo rural y gastronómico. Probar el vino riojano, degustar aceitunas en almibar, comer las mejores nueces del país, cenar deliciosas carnes o vegetales recién sacados de la tierra, son la prueba contundente de que esta ciudad merece un lugar especial en el mapa del turismo.

Regionales del Oeste, parrilla Ruta 40, parrilla La Palmera, restaurante Sabores Riojanos y hotel Don Remo son emprendimientos familiares que resaltan lo mejor de la gastronomía cuyana y permiten conocer de primera mano las más tradicionales recetas. Si de alojarse se trata, El Cañón no es una opción recomendada: el mal funcionamiento del WiFi, la ausencia de detalles en su atención y en su infraestructura, entre otros, desilusionarán pronto al turista.

Aicuña

El principal problema turístico de La Rioja es la falta de transporte público de pasajeros, lo que dificulta llegar a todos sus destinos y atractivos, y Aicuña no es la excepción. Pero, si se cuenta con auto propio, no habrá excusa para visitar este pueblo rural situado a 55 kilómetros al este de Villa Unión.

Hostal la Casa, único alojamiento habilitado en la zona, dará la bienvenida a los turistas que quieran viajar 200 años en el tiempo y probar un tradicional locro o dormir con una vista única a la noche estrellada. Conocer a los productores locales permitirá entender cómo se elabora el vino, cómo se cosechan los frutos riojanos, cómo es la cría de animales y cómo es la vida de esta comunidad perdida en el tiempo.

Guandacol

Y si de viajar en el tiempo se trata, Guandacol debe ser visita obligada en el recorrido de los turistas que buscan encontrarse con un pueblo detenido 400 años en la historia. Casas de adobe rodeadas de dunas abren paso a una de las actividades principales que destacan a esta comunidad: el telar. Podemos visitar el museo La Casona de los Fajardo o a las productoras locales que desplegarán un mundo fascinante de colores, texturas y técnicas milenarias.

Posada Krasia May dará la bienvenida a quienes decidan pernoctar en esta localidad centenaria. Es importante advertir que para llegar a Guandacol se debe rentar un auto o contar con movilidad propia. En la Secretaría de Turismo de Villa Unión villaunionturismo@gmail.com atenderán todas sus consultas en general.

Este post fue realizado con la información brindada por el Profesor Miguel A. Ledhesma quien visitó La Rioja invitado por la agencia Confluencia Comunicación del Lic. Gabriel Cohen. Pueden leer el texto original en https://traveljournalists.wordpress.com/2017/06/13/felipe-varela-viajar-pero-en-el-tiempo/