Colonia del Sacramento, más conocida entre nosotros como Colonia, es de esos lugares que reúnen muchas virtudes juntas.

Es cerquísima de Buenos Aires: en barco llegamos en una hora como mucho. Tenemos playas donde podemos bañarnos con el agua tibia del Río de la Plata. Y tenemos el Barrio Histórico, uno de los lugares más mágicos que se puedan conocer.

Visité Colonia del Sacramento los primeros días de febrero invitada por el Dazzler Colonia Hotel, del cual pueden ver el post en este blog. Luego de un viaje rapidísimo en Buquebus, ni bien bajamos comenzamos a caminar hacia el centro de la ciudad. Hicimos una recorrida por su calle principal, la avenida General Flores hasta el río. Estuvimos en la plaza principal y recorrimos parte de la costanera.

 

Luego de instalarnos en el hotel recorrimos parte de la Rambla donde están las playas más lindas. No dejen de hacer una caminata por allí al lado del río. Y no pueden perderse los atardeceres!!

colonia del sacramento costanera

Hotel Dazzler Colonia al atardecer

Dónde comer en Colonia

Ya al mediodía paramos a almorzar. Elegimos Mercosur, sobre la Avenida Flores. Es una de las mejores opciones sobre dónde comer en Colonia. Con tarjetas de crédito extranjera te hacen un 18% de descuento sobre el total del gasto.

Cuando llega la hora de la merienda, les recomiendo Deli de las Rosas, una tienda naturista y casa de té con una repostería exquisita. Queda en Calle del Colegio a metros de la Av. Flores.

deli de las rosas colonia del sacramento

Colonia del Sacramento: el Barrio Histórico

En mi anterior visita a Colonia me habían quedado rincones sin conocer. Me di cuenta que el error fue por no hacer el recorrido desde el comienzo del barrio como marcan los mapas.

Les aconsejo arrancar en la esquina de  Ituzaingó y Av. Flores. Seguir por Ituzaingó hacia el sur. Bordear todo el río y llegar hasta donde termina la avenida. Recién ahí, empezar a recorrer las calles interiores. En este mapa lo pueden ver mejor.

mapa barrio historico colonia

Es imponente la muralla junto al río que formaba el Bastión de San Miguel, uno de los sitios de defensa de la ciudad. Allí está el emblemático Portón.

Luego seguimos caminando y encontramos la calle más famosa de Colonia del Sacramento y de todo Uruguay: la Calle de los Suspiros. Todo el barrio nos regala rincones para fotografiar. El faro antiguo, la iglesia, las casas, todo es encantador.

Me encanta el detalle de las santa rita que dan una sombra espectacular pero no arruinan las veredas con las raíces como pasa con los árboles.

Otro consejo: zapatillas o calzado con suela muy acolchada para amortiguar el empedrado.

Cuando llegamos nuevamente a la intersección con la Avenida Flores, cruzamos hacia el lado contrario y vamos a encontrarnos con el Club de Yates. Más adelante, sobre la calle San José, en el paredón de un club, están pintados estos murales divinos.

Seguimos otra cuadra por la calle Rivadavia y nos encontramos con el Bastión del Carmen, otra de las antiguas defensas de la ciudad. Hoy en día es un centro cultural estatal muy importante. Luego de tanta caminata, sentarse a descansar en su parque es una maravilla.

No dejen de visitar Colonia en la próxima escapada.