El Barrio Italia, en Santiago de Chile, es un encantador paseo para ver maravillosas artesanías y disfrutar los exquisitos sabores de sus pastelerías.

El Barrio Italia era uno de mis paseos pendientes en Santiago de Chile que pude cumplir esta vez. Y con una guía de lujo: Gloria, la autora del blog de viajes Nomadic Chica (no se lo pierdan!!), una verdadera alma viajera 🙂

Cómo llegar al Barrio Italia

En la estación Baquedano de la línea 1 debemos hacer trasbordo con la línea 5. Tenemos dos opciones: 1)Bajar en la primera estación, Plaza Bustamante y caminar más cuadras pero empezar el recorrido desde el comienzo de la zona comercial. 2) Bajar en la segunda estación, Santa Isabel y caminar menos pero empezar el recorrido por "el medio" y luego retomar. Sea cual sea la que elijan, deben llegarse hasta la Avenida Italia, corazón del barrio.
plano barrio italia

Imagen tomada de la web

Qué podemos ver en el Barrio Italia

El encanto del Barrio Italia está en sus casas antiguas reconvertidas en locales de artesanías, mueblerías , boutiques de diseño, pastelerías. Es una especie de Palermo Hollywood pero con una onda más tranquila. Incluso en varias casas tipo chorizo las típicas habitaciones con salida al patio fueron reconvertidas en pequeños locales. También se hicieron locales en los que evidentemente fueron galpones, dando un resultado encantador.

Pastelería Lala Leelu en Barrio Italia

No podía irme de Barrio Italia sin visitar la pastelería Lala Leelu que tanto me había recomendado mi amiga Gloria. Sus dueños, un matrimonio de origen oriental, trabajaron como reposteros en importantes hoteles  hasta que hace unos años se afincaron en Chile y abrieron este local hace dos años. Está ubicado sobre la calle Santa Isabel a apenas unos metros de la estación del mismo nombre. Abre de jueves a sábados y utiliza sólo frutas de estación e ingredientes de la mejor calidad. Algunas combinaciones pueden resultar exóticas, como el cheesecake de calabaza, pero son deliciosas. Las porciones tienen el tamaño justo para que uno pueda probar más de una. Los precios son súper razonables para el bolsillo argentino. Luego de disfrutar de esta merienda y de una tarde con un sol hermoso, nos despedimos de Gloria esperando vernos nuevamente.